S?bado, 24 de abril de 2010

                 OTROS SACERDOTES DEGENERADOS ANDAN POR LAS CONDES, CHILE

                 ==============================================================

MARIO A. DE LA FUENTE FERNANDEZ

Presidente de OMIDECHI.

 

                  Esta carta, un hecho real, la hicimos llegar a TODOS los medios de comunicación y las agencias internacionales el año 2005, sin resultado alguno. Hoy saltan al ruedo nuevamente los curas degenerados y lo que es peor, los medios y personas que  AUN  los encubren.

 

                   Este es un hecho real, insisto , desgraciadamente, el afectado no dispuso en su momento de recursos, ni de ánimo, ya que  paso su vida con  fuertes depresiones, cuya génesis es este mismo problema, como para iniciar un juicio y procesar a los culpables, pero, como eran jueces, como siempre, todo quedó en nada.

 

                 En el mundo judicial, o judicatura como le dicen los entendidos, todo se negocia por la teoría de la OMERTA, si me acusas yo te acuso, así es que mejor guardemos silencio y…en el mejor de los casos “ te debo una”.

 

                   En los juicios siempre el palo se quiebra por lo más delgado, o como dicen , el hilo se corta por lo más fino.

 

                   Los testigos, se han negado a declarar aduciendo  que ha transcurrido mucho tiempo, pero, algunos, habían escuchado ésta y otras historias que involucran al mismo sacerdote y a otros en forma reiterada.

 

Esta es la carta original…;

 

                   Francisco  hijo  de  RODOLFO   y  MARIA , natural  Los Andes,  nacido en  febrero de 1954, casado, en la actualidad de   53  años  de edad ,el sexto  de entre diez hermanos, de profesión Técnico Universitario con  mención  en construcción de la Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso.

 

                   RODOLFO, el  padre,  que  fue  uno  de los fundadores de la Falange  Nacional  ,  cuando  realizaba  las  funciones de   Juez del  Crimen  en  la  Ciudad  de San Fernando, entre los años 1960 y  1965, era , con la madre, dirigentes nacionales del Movimiento Familiar   Cristiano    (   M. F. C. ),   por   tanto,  estaban  muy relacionados  con  el  clero,  a  nivel  nacional, por ese motivo conocieron  al    sacerdote  de  la congregación El Verbo Divino llamado HUGO PININGHOFF RADEMACHER.       

                

                   “Panchito”, como le decían , diminutivo de Francisco en Chile, tenía  aproximadamente  nueve  años  y  por la influencia  de  sus  padres,  tenía  deseos de ser sacerdote, era tanto  ,que  prefería  jugar  con  las  hermanas menores a "hacer misa",  con  las  copas  de  champagne  de la casa, en vez de jugar a la pelota.

 

                   La  intención del niño era, finalmente, entrar al seminario para  hacerse  sacerdote,  ya  que su hermano mayor Miguel  Ángel, inducido  por  el  mismo  sacerdote  había ingresado,  al seminario  que se encontraba en el Colegio Verbo Divino, del barrio el Golf de Santiago.

 

                   Un  día  que  nunca  recordó  porque  era pequeño, a este  sacerdote  le  sacaron  los carabineros, una infracción del tránsito  por  exceso  de  velocidad  a la altura de Chimbarongo, él  viajaba   frecuentemente  desde  Osorno,  en donde residía su familia,  a Santiago.

 

                   No    cómo  llegaría  a  la  casa del niño el sacerdote, supongo  que  a  través  del  Movimiento  Familiar  Cristiano ,la cuestión  es  que  le  solicitó   a su padre , el juez ,que le anulara dicha infracción, situación muy habitual en Chile, en que los ricos, las autoridades y los personajes conocidos consiguen anular las infracciones del tránsito, o dicho de otra forma, solo las personas no conocidas pagan las infracciones del tránsito, incluso hasta hoy día.

 

                   Desde  esa  fecha,  el  sacerdote  empezó a alojar frecuentemente  en   casa del Juez,  padre de panchito, cada  vez  que pasaba a visitar a su familia, porque, claro,  tenían buena situación económica.    

 

                   Y  se  quedaba  en  un dormitorio  en donde había tres  camas,  en  una  dormía  el hermano mayor, Miguel Ángel ,en otra  dormía  panchito  y  en  la  otra,  el  sacerdote  HUGO  PININGHOFF RADEMACHER,  quien,  en  tres  oportunidades  le  invitó  a que me metiera  a  su  cama,  cometiendo en una de ellas, supongo que la última, lo  sodomizó  ,  esto  es, la penetración del  pene erecto , supongamos, del cura en el  ano del niño,  llegando  a  eyacular  en  el menor.  

 

                   Por encontrarlo sucio, seguramente  el menor , panchito, se  negó  en  las siguientes oportunidades , le tomó  miedo  y  asco,  pero, el sacerdote seguía llegando a casa.

 

                   Miguel Ángel, el  hermano, que  dormía  en  la  cama  de al lado, supongo  ,  no  se  daba  cuenta porque estaba dormido y nunca le comentó esta situación, tampoco a sus  padres.

 

                   Las  veces  anteriores,  le   tocaba   los  genitales lo  que  le  desagradaba,  pero  en ese tiempo, como niño,  no  las  consideraba  como  pecado, simplemente, porque no lo  entendía,  pero,  creo ,  actualmente  , eran muy mal intencionadas y derechamente degeneradas y delictuales .

 

                   El niño siempre tuvo   recuerdo   patente   y  doloroso  de  esos momentos,  más,  porque el cura era desaseado, con un fuerte olor a  pié , a “pata” dicen en Chile y a sudor en el cuerpo, lo que le ocasionó un trauma hasta esta  fecha  contra  la fetidez y una manía por el exceso de aseo personal  y  el  cuidado  en la presentación y aunque todavía es un católico activo, siente rechazo hacia los curas y las personas sucias.

 

                   -Esta  desagradable    experiencia   infantil,  que te comento, -la recuerdo y considero un trauma que le ha durado hasta esta fecha, creo,  también,  que  es  el  motivo  de pesadillas y el desánimo que  le  persiguieron a panchito por toda la vida, que le ha causado  problemas  de  concentración y cierto temor a enfrentar problemas o  situaciones  difíciles  y   hasta  las normales que se le han presentado  en  la  vida,  por  ejemplo, creo es la gestora de su bipolaridad   crónica  en  la  personalidad, entendiendo como bipolaridad los sucesivos y frecuentes momentos entre una profunda depresión y desánimo y un estado frenético y agitación, sobre las cuales no tiene control alguno durante las crisis, las   que le han sumido de por vida en tratamientos y medicamentos, entrando y saliendo del alcoholismo y la drogodependencia, ensimismado y alejado de las responsabilidades familiares ,impidiendo el desarrollo profesional y familiar  en  la  plenitud  de su vida y en la integridad de su familia.

                  

                   No  dudó,  a  pesar  de ello, en 1965 de entrar al seminario  el  Verbo Divino  de  El Golf , donde compartía pieza con  su hermano mayor y otros seis seminaristas, pues en la pieza había cuatro camarotes de a dos.

 

                   Sólo  duró  cuatro  o cinco meses en el seminario, porque  se  decepcionó  y  además,  porque  le  tenía  temor  al mencionado  sacerdote,  que  era  una  especie  de  recolector de menores  provincianos   de todo Chile, especialmente del sur.

 

                   El  rector  del seminario era el sacerdote ERNESTO EIDEMAN, sonaba así, no supe nunca como se escribe.

 

                   Siempre  y  durante  toda la vida, guardó Francisco silencio de  estos  desagradables  hechos , pero hoy, ya adulto, con hijos grandes,  enfrentado  a  la  vida  con  una  catarata  de  hechos delincuenciales  e  inmorales,  que  se  han publicado en los medios de  comunicación  ,  provenientes  de  personas  con influencia o investidura  eucarística,  judicial  y  policial,  con  una carga importante  de sentimiento  de  culpa, no le quedó más que hacer publica  esta  situación,  porque,  recordándolo  ahora, a lo mejor el  mencionado  cura,  cometió  sodomía, también,  con su hermano mayor, al que  llenaba  de  regalos,   algo  así como comprando su silencio o estaba enamorado de él, chantajeándolo.

 

                   Esta  declaración,  insisto,  la hizo pública bajo su  entera responsabilidad,  porque  se  trata  de hechos reales que incluso hoy al hacerse conocida esta historia, podría revivir en carácter de denuncia pública, historia que  le  pudo  haber  pasado  a  decenas,  si no a cientos de menores  que,  durante  los  CUARENTA  ULTIMOS  AÑOS   hayan sido contactados  por  el mencionado sacerdote y concluyo así, porque, si  abusó  del  hijo  menor  de  un alto magistrado, de un amigo, del que lo alojaba en su domicilio, de un miembro de la directiva del  Movimiento  Familiar  Cristiano,  estoy seguro, que más daño pudo   haberle  hecho  a  niños  y  niñas  de  escasos  recursos, desprovistos de protección o en difícil situación económica.

 

                   -El  exceso  de  confianza  de  sus  padres, -con el sacerdote  HUGO  PININGHOFF  RADEMACHER,  que  actualmente ejerce en la  capilla  MADRE  DE  LA  MISERICORDIA, ubicada en Camino Real, Nº4334,   La  Dehesa  ,en Santiago de Chile,  fonos Nº2418497 y 2418498 ,hizo que éste le  abusara  sexualmente y generara en él un sentimiento de culpa y suciedad que le ha durado por toda la vida.

 

                   En  la  actualidad  Francisco el hijo del Juez, también vive en Maipú, no es, ni ha sido HOMOSEXUAL, pero culpó, derechamente,  al  mencionado  sacerdote  de haber aproblemado su vida,  en  la  parte  psicológica,  sexual,  familiar,  afectiva, laboral,  lo  que  ha impedido su realización personal y el logro de  una  vida  normal,  sufrimiento  que  ha mantenido en secreto durante toda su vida.

              

                   Siempre Francisco estuvo  dispuesto  a  hacerse  todos  los  exámenes psicológicos  ,  sociales  y  periciales,  que  permitan el total y absoluto esclarecimiento de los hechos  denunciados, incluso su actual esposa e hijos están al tanto de los hechos.

 

                   Todos en el Tribunal conocían los hechos, pero nadie nunca hizo algo a favor del niño, si no lo hacia su padre, que al parecer lo desconocía y que era Juez, qué más podían hacer sus colegas.

 

                   -Esta historia, me la contó el mismo panchito, como, le decían a Francisco-,  , -ya mayorcito  en  calidad de mediador y ministro de  fe  y  al  apoyo absolutamente desinteresado, y la confianza  que le di  como comunicador social.

 

                   A pesar de las evidencia y con el fin de  aclarar el asunto me comunique con el mencionado sacerdote   y   aclarar  la  situación,  mediante  un  comparendo conciliatorio,  para  ver  la  forma de diluir, en cierta medida, este  daño  psicológico  que  lo  persiguió desde niño ,para poder aliviar  su  alma,  dormir  tranquilo  y  poder contar y confirmar la VERDAD, lo antes posible a sus hijos y familiares más cercanos.

 

                    También hable con su esposa en su casa, la que me recomendó que no hiciera público el  hecho.

 

                   Para perseguir  los posibles delitos criminales y civiles que de estos hechos se desprendan.

 

                   Finalmente, creo, en esta oportunidad para  hacer  un  llamado público para juntar   a   todas  las  posibles  víctimas  que  pudieron  verse perjudicadas,  como  él  en los actos poco ético y hasta delincuenciales del sacerdote HUGO PININGHOFF RADEMACHER, que, como dije, aun vive.

 

                    Solicité una entrevista personal con el cura PININGHOFF,  que se realizó en el patio delantero del Templo Votivo de Maipú, donde negó los hechos, agregando que el “denunciante” le había solicitado muchas veces dinero prestado y que nunca se lo había devuelto y que se trataba de una persona enferma de mentirosa.

 

                   -Obtuve información de que en  las mismas fechas, al mencionado cura se le acusó de haber tenido problemas similares con  uno de los hijos del suboficial Campos de Carabineros  que vivía en la Población de Carabineros calle Dr. Carrillo de Temuco.

 

                   -Me entrevisté telefónicamente con el padre de dos ex alumnos, del cura, uno es dentista ,quienes  tenían conocimientos de oídas, y que prefirieron no participar en la investigación, pero no negaron los hechos.

 

                    El  actual presidente SEBASTIAN PIÑERA ECHEÑIQUE, fue alumno del Colegio Verbo Divino en esos mismos años.

 

                    Panchito se suicidó la semana santa del año 2010 y esta sepultado en el Parque Jardín del mar de Concon.

 

                   Creo  que hay muchos panchitos que aun se muerden su rabia hoy a los casi 60 años , ha llegado el momento de perder el miedo,  aclarar y denunciar a los curas DEGENERADOS.

 

                  Esta y otras historias relatos, DENUNCIAS  verdaderas de curas y jueces degenerados puede leerlas en el libro “LA CANDILLA”, que puede bajar de manera gratuita de Internet.

 

Agradeceremos su publicación.

 

Atte.

 

MARIO A. DE LA FUENTE FERNANDEZ

Rut 5.890.472-4

http://mariodelafuente.blogcindario.com

 


Tags: SACERDOTES, DEGENERADOS, CURAS, MARIODELAFUENTE

Publicado por MARIODELAFUENTE @ 14:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios